CONTADORES DE BICICLETAS: COMO FUNCIONAN?

Contar ciclistas mediante contadores automáticos es una práctica consolidada. Ciudades como París, Manchester, Vancouver, Nueva York, Los Ángeles y Rouen confían en esta tecnología para detectar tendencias, justificar inversiones, planificar infraestructuras…

En su mayor parte, los contadores de bicicletas son discretos y los ciclistas a menudo ni siquiera se dan cuenta de que están siendo contados varias veces al día a través de una red de contadores establecida en su ciudad.

Pero ¿Cómo funcionan los contadores de bicicletas? En esta entrada presentaremos una breve introducción tecnológica de algunos de nuestros contadores.

Introducción a la tecnología de los contadores

Contadores de Tubos

Solución para: conteo de bicicletas a corto plazo (de 1 hora a 3 semanas); conteo móvil; reducción de la carga de recursos del conteo manual de bicicletas; captura tendencias de tráfico diario y semanal de bicicletas; análisis de modos compartidos….

Los contadores de Tubos cuentan a los ciclistas detectando la presión ejercida por las ruedas de las bicicletas sobre los tubos neumáticos. Una vez ejercida la presión, un algoritmo preciso y patentado (ARGO) identifica la forma de la señal de presión basándose en una amplia variedad de criterios – incluyendo la intensidad de la señal, la duración, la amplitud mínima y máxima – para determinar si es una bicicleta o no. El algoritmo de conteo es preciso al 97% e ignora los otros modos de transporte como camiones, autobuses, automóviles, motocicletas y peatones. Ya que la base de la tecnología de conteo es la presión, las bicicletas se detectan independientemente del material de las ruedas o del cuadro.

Contador Bucle magnético Zelt

Solución para: conteo permanente y a largo plazo de bicicletas; captura de tendencias diarias, semanales, estacionales y anuales; estudios de tráfico a largo plazo; análisis de modos compartidos; captura del impacto de nuevas infraestructuras.

El contador Zelt es un contador de bicicletas permanente que funciona con tecnología de bucle de inducción. Los bucles magnéticos Zelt cuentan las bicicletas detectando el metal en las ruedas. De la misma forma que el contador de Tubos descrito anteriormente, un algoritmo analiza la señal electromagnética de la bicicleta y decide según 13 criterios de diferenciación con una precisión del 95%.

Contadores piroeléctricos

Solución para: conteo temporal o permanente; proyectos de conteo de personas a corto o largo plazo; medición del impacto de eventos; justificación de proyectos de movilidad sostenible; estimación de la demanda de espacio en la calle en función de las condiciones climáticas.

El contador piroeléctrico es un sensor térmico. El sensor detecta el calor del cuerpo humano y es capaz de contar a peatones y ciclistas, sin diferenciarlos. El sensor no requiere de calibración y funciona en todas las condiciones climáticas.

FAQS de los contadores de bicicletas

¿Qué pasa con las bicicletas «especiales» como las de carbono, bambú y fatbikes?

Como se ha indicado anteriormente, el conteo funciona con un sistema de presión (tubos) o mediante la detección del metal de las ruedas de la bicicleta (bucle Zelt). El material de la bicicleta es irrelevante para la tecnología de conteo con tubos. Para el contador Zelt, sin embargo, hay suficiente metal en la rueda para que el sistema pueda contar las bicicletas de bambú o de fibra de carbono.

¿Interesado en aprender a contar más bicicletas especiales o diferentes?  Vea nuestro artículo sobre el tema!

¿Pueden los contadores de bicicletas contar a los peatones por error?

Dado que los contadores de bicicletas Zelt y los de tubo dependen de la presión o de la detección de metales, no se contarán los peatones que circulen sobre el sensor. El sensor piroeléctrico, sin embargo, es un «contador de personas», que detecta el calor de los transeúntes para registrar el conteo, lo que significa que el sistema no distingue entre ciclistas y peatones.

¿Qué pasa con las cargobikes, se cuentan?

Hay dos modos de conteo en nuestros sistemas: un modo  estricto y un modo abierto. El modo estricto tenderá a ignorar las denominadas bicicletas «no estándar» (de longitud) para evitar clasificar erróneamente otros modos, como los vehículos pequeños o las motocicletas. Como resultado, si se establece el modo estricto, el contador puede a veces ignorar las cargobikes.

Por el contrario, si se selecciona el modo abierto, el contador será más preciso para bicicletas no estándar o especiales, incluyendo remolques, triciclos y bicicletas de carga, pero puede incluir sin querer a las motocicletas.

Nuestros contadores se han instalado en Copenhague, Berlín, Montreal y muchas otras ciudades donde las cargobikes son comunes. Eco-Contador le aconsejará la mejor configuración del contador para asegurar el mayor grado de precisión dependiendo de las especificaciones de la infraestructura ciclista y el entorno circundante.

 

Instalan contadores de personas (Eco-Contador) en ocho ciudades catalanas para estudiar los patrones de comportamiento de los consumidores.

Instalan contadores de personas (Eco-Contador) en ocho ciudades catalanas para estudiar los patrones de comportamiento de los consumidores. La acción forma parte de un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona i la Fundació Comerç Ciutadà para definir estrategias comerciales concretas a nivel local.

La Fundació Comerç Ciutadà, que aglutina entidades comerciales de los municipios de Vic, Mataró, Olot, Figueres, Tarragona, Granollers, Sabadell y Terrassa, y la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) han instalado contadores de personas en varios ejes comerciales de estos municipios. La acción se enmarca en la primera edición del Observatorio de los Centros Urbanos y Comercio creado para analizar cuáles son los patrones de comportamiento de los consumidores de estas ciudades medianas y definir estrategias concretas para captar y atraer a los clientes.

El estudio ha permitido determinar que existen varios modelos de comportamiento en estas ciudades y que aspectos como la presencia de mercados semanales al aire libre, mobiliario urbano, o de zonas peatonales hacen aumentar la afluencia de consumidores.

El Observatorio de los Centros Urbanos y Comercio, que han desarrollado investigadores del departamento de Geografía de la UAB, pretende identificar cómo se comportan estas localidades desde el punto de vista comercial. Permite detectar qué actividad es más atractiva y cómo se distribuye el flujo de la población por las calles donde hay actividad comercial.

Para hacerlo posible se han instalado 19 contadores de peatones en varios puntos de las ocho ciudades que participan en esta investigación. Se han puesto durante tres semanas en cada municipio y la información recogida ha sido clave para sentar las bases y establecer metodologías y criterios de cara el futuro y al mismo tiempo para determinar cuál debe ser la rotación de estos dispositivos porque lo que se quiere monitorizar no son días especiales, sino el día a día.

Para distribuir estos contadores se han creado tres categorías de calles. La primera hace referencia a las que cuentan con tráfico rodado y aceras estrechas; la segunda a las que también permiten el paso de vehículos, pero que disponen de aceras anchas y algunos elementos de mobiliario urbano; y la tercera corresponde a ejes peatonales con elementos como bancos u ornamentales como árboles o plantas. En función de estos criterios se ha llevado a cabo la monitorización en calles que representan la zona centro de cada localidad y las calles próximas que los ciudadanos utilizan para acceder.

Entre los datos más relevantes, el estudio refleja que los centros urbanos de las ciudades monitorizadas han tenido un volumen global de 16,5 millones de visitantes, con una intensidad media diaria de 90.564 clientes potenciales durante los 10 meses analizados. Diariamente los flujos muestran diferencias entre franjas horarias. Los días laborables presentan una mayor afluencia de peatones en la franja horaria de las cinco a las nueve, coincidiendo con el horario comercial de tarde. Mientras que los días festivos, la mayor afluencia se concentra la mañana de nueve a una.

Gracias a este estudio las ciudades podrán disponer de datos similares a las que tienen los centros comerciales cerrados y que les permiten definir estrategias comerciales concretas. Hasta ahora no tenian ningún indicador fiable.

Pyro_box_trottoir-2